Perro envenenado que hacer

Perro envenenado.

Perro envenenado. Puede llegar un momento en que descubrimos demasiado tarde que nuestro perro ha ingerido algo potencialmente dañino o incluso venenoso que requiere tratamiento.

Hay algunas cosas que podemos hacer en casa, para evitar la absorción del veneno justo antes de dirigirnos al veterinario.

Síntomas de un perro envenenado.

La severidad de los síntomas de envenenamiento, depende en gran medida del tipo de toxina involucrada y de cuánto de ella entró en el cuerpo del perro. Algunas toxinas tienen un efecto acumulativo y toman tiempo para acumularse en el sistema de un perro después de repetidas exposiciones. Esto significa que las primeras señales de envenenamiento pueden no ser detectadas o atribuilas a una sensación de perro por el clima. En otros casos, la reacción podría ser inmediata y violenta con el perro presentando signos evidentes de angustia.

Los síntomas de la intoxicación por veneno pueden incluir cualquier combinación de lo siguiente:

Pérdida del apetito: un cambio en los hábitos alimenticios de un perro es usualmente la primera señal para muchas enfermedades.

Babeo: esto es típicamente un signo de náusea.

Vómitos: esto puede ocurrir con o sin la presencia de sangre ya que algunas toxinas como la warfarina de veneno de rata producen sangrado interno.

Diarrea: esto puede ocurrir con o sin sangrado por la misma razón indicada anteriormente.

Erupción o irritación en el sitio de contacto: esto ocurre típicamente cuando una toxina ha entrado en el torrente sanguíneo vía la piel.

Una intoxicación mas severa.

Letargo: esto puede deberse a los malos efectos generales de la toxina, pero también puede ser una señal de que la toxina está afectando el músculo cardíaco.

Pérdida de coordinación: este síntoma es típicamente una indicación de que el cerebro ha sido afectado.

Temblores/convulsiones: esto puede ser signo adicional de la implicación del cerebro con la toxina.

Respiración forzada: la función cardíaca retardada puede causar una acumulación de líquido en los pulmones que lleva a dificultad respiratoria.

Sensibilidad a la luz: algunos venenos pueden hacer que un perro sea sensible a la luz.

Comienzan a fallar los órganos: los riñones, el hígado, el corazón y otros órganos pueden comenzar a fallar mientras que la toxina toma efecto completo.

Pérdida de conciencia: esta es una señal bastante severa.

Comportamiento no receptivo: el perro puede permanecer consciente, pero no parece ver ni oír nada de lo que sucede a su alrededor.

Coma: esta es una señal muy grave que podría indicar que la muerte es inminente.

Muerte: esta es la última etapa y final de una intoxicación fatal.

Perro envenenado como actuar.

La inducción al vomito.

Un método común que muchos veterinarios recomiendan es inducir el vómito. La inducción al vómito puedo ayudar al perro a eliminar el objeto potencialmente dañino o la toxina ingerida o al menos limitar su absorción.

Para que la inducción al vómito sea efectiva deberá de hacerse dentro de las 2 horas después de haber ingerido la toxina.

Es importante saber que la inducción al vómito puede ser perjudicial para nuestro perro cuando no sabemos qué toxina ha ingerido. Si no estamos seguros de la toxina que ha ingerido llamemos al veterinario.

Cuando no inducir el vómito.

Cuando nuestro perro ha ingerido:

Un producto químico a base de ácido.
Una solución cáustica como lejía o limpiador.
Una solución de limpieza para el hogar.
Un producto químico doméstico.
Un producto derivado del petróleo como la gasolina, trementina o queroseno.
Un objeto afilado.                                                                                                                      O un producto que cuyo envase indique claramente que no debemos inducir el vómito.

Estas son toxinas que potencialmente pueden quemar el estómago del perro o son objetos que pueden dañar tejidos severamente cuando son tragados.

Tampoco debemos inducir el vómito cuando:

Nuestro perro ya ha vomitado.
El perro está inconsciente.
Nuestro perro respira con dificultad.
Cuando nuestro perro presenta trastornos en el sistema nervioso.

Ejemplos donde la inducción del vómito es útil.

PERRO ENVENENADO CON VENENO PARA RATAS:

La inducción inmediata del vómito es importante al presenciar el consumo. Nuestro perro todavía necesita tratamiento veterinario de inmediato ya que estos venenos causan trastornos de coagulación de la sangre. Y barcos nosotros el producto para que nuestro veterinario por haber la etiqueta del producto.

PERRO ENVENENADO CON ANTICONGELANTE:

El anticongelante es el veneno más ingerido por nuestros perros ya que tiene un sabor dulce y atractivo las gotas se puede encontrar fácilmente debajo del coche. Inducir el vómito seguido por la administración de carbón vegetal en este caso retrasa y reducirá la absorción.

PERRO ENVENENADO CON PASTILLAS:

Las medicinas de los humanos algunas pueden ser tóxicas para nuestros perros. Inducir el vómito si nuestro perro ha comido las pastillas, asegurarse de que el perro vomite las píldoras. inmediatamente después llevarlo al veterinario.

Como inducir el vomito a un perro envenenado.

Necesitaremos
Agua oxigenada al 3% no usar otro tipo
Una cucharilla
Un reloj.
Toallitas de papel.
Tendremos que administrar a nuestro perro una cucharada de agua oxigenada por cada 10 kilos del peso de nuestro perro.
Podemos repetir esta dosis un máximo de 2 veces en un periodo de tiempo de 10 a 20 minutos y poner nuestro perro a caminar ayudar a acelerar el proceso.

Si nuestro perro vomita bien no repetir el proceso. Si aún no vomita después de otros 10 minutos llevar a nuestro perro y el tóxico que ingirió al veterinario

Cómo retrasar la absorción del veneno después de haber inducido el vómito.

Podemos administrarle un poco de carbón activo y administrar solo después de que el perro vomite la toxina. Darle unos 5 gramos por cada 10 kilos de peso de peso del perro.

A veces con quemar un poco de pan en la tostadora hasta que se quede negro se puede utilizar como sustituto. Los productos especiales que aparecen a continuación como el toxiban pueden ser útiles para mantener siempre a mano para  emergencias.

Como alternativa en casos menos graves podemos tratar de cubrir el estómago dando algo de leche y claras de huevo a nuestro perro.
Usar una jeringa sin aguja para alimentar lentamente en la bolsa de la mejilla del perro.

Muy importante.

Siempre ponerse en contacto con su veterinario o que su perro se ha visto por su veterinario independientemente del hecho de que haya vomitado o no. Muchas toxinas necesitan ser eliminadas del sistema y nuestro perro puede necesitar atención de emergencia antes de que surjan complicaciones como convulsiones.

Proporcionar si se puede a nuestro veterinario detalles sobre lo ingerido por nuestro perro. Siempre sí se puede llevar el envase para que los ingredientes activos puedan ser identificados.

Teléfonos de interés.
Si encuentras un animal o cebo envenenado en el campo.
Llamar inmediatamente al teléfono ese o ese veneno 900 713 182.
Seprona 062.

Esperamos que os haya sido de utilidad este articulo. Si tenéis algo mas que podáis aportar a este articulo, no dudéis en dejárnoslo en los comentarios.

Muchas gracias

Un saludo peludo¡¡